Ciencia del Derecho Penal. Fuentes. Ley Penal en el Tiempo y en el Espacio

Sección 1A Equipo #1.

INTRODUCCIÓN

Desde el inicio de nuestra cátedra Penal Superior hemos venido estudiando acerca de una de las ramas del derecho público como lo es el Derecho Penal, entendido como ese conjunto de normas que tienen como fin proteger a los grupos sociales de posibles actos que generen un daño a sus miembros, promoviendo de esta forma la convivencia y el orden social. Igualmente pudimos hacer un recorrido por la evolución histórica del Derecho Penal dentro y fuera de nuestras tierras, conocer las características que distinguen a esta rama del derecho destacando entre ellas el carácter público, ejercido por el Estado en cabeza del Fiscal del Ministerio Público, que hoy en día esta facultad es delegable a la víctima (Sentencia vinculante de la Sala Constitucional N°1268 del año 2012), la autonomía de esta rama de derecho pues es la que determina lo que se conoce como precepto iuris y la pena a aplicar con el fin de prevenir la conducta delictiva, su carácter imperativo y obligatorio cumplimiento so pena de una sanción y el carácter valorativo que permite distinguir cuando una determinada conducta se considera ilícita para el derecho penal.

Asimismo, estudiamos los principios que le ponen límite a ese poder punitivo del Estado, entre ellos el Principio de Legalidad, Utilidad de la Intervención Penal, Subsidiariedad y Carácter Fragmentario del Derecho Penal, Exclusiva Protección de Bienes Jurídicos, entre otros, que fueron abarcados ampliamente. Vimos entonces el derecho penal desde el punto de vista objetivo y subjetivo, y analizamos las normas que conforman el bloque jurídico penal, siendo estas: las normas lato sensu, normas incriminatorias que contienen un precepto y sanción y la norma penal en blanco. Analizando todos los anteriores elementos se sostiene que el derecho penal es una ciencia que establece conceptos, conocimientos y principio, que a su vez supone la aplicación de una sanción jurídica que está contenida en una norma que forma parte de un sistema integrado y organizado. Seguidamente pasaremos a estudiar esa ciencia que tiene como objeto de estudio el derecho penal positivo vigente y método de estudio que utiliza.

LA CIENCIA DEL DERECHO PENAL

Para iniciar haremos un breve señalamiento de lo que se entiende por ciencia en un sentido amplio, vista como ese conjunto de conocimientos relacionados con una determinada materia objeto de estudio, que son obtenidos a través distintos métodos como por ejemplo la observación y razonamiento, que son sistemáticamente organizados o estructurados, con el fin de crear a partir de ellos conceptos, principios o leyes del tema de que se trate. Ahora bien, de lo anteriormente señalado se observa que la ciencia requiere de un método para el estudio de su objeto. El método no es más que la vía, camino, procedimiento u orden a seguir, con el fin de obtener un resultado. Veremos brevemente de seguida algunos métodos que han sido aplicados por las principales escuelas y corrientes del derecho penal.

El método utilizado por los glosadores, posglosadores y prácticos:

EL MÉTODO EXEGÉTICO

Es un método de interpretación jurídica que se basa en el estudio gramatical, literal y restrictivo de las normas jurídicas, tiene como fin entender la intención o espíritu del legislador. Este método es considerado por muchos autores como un culto exagerado a la ley, pues esta escuela no reconocía o no consideraba ley a lo que no se encontraba escrito y que su origen fuera distinto al de un parlamento legislativo, igualmente se le critico que al interpretar la letra de la ley de forma restrictiva se producía una separación entre el derecho y lo que es la realidad social. (Mir Puig:2003)
Esta corriente de los denominados glosadores (nombre que se le da por el método empleado por sus representantes para el estudio del derecho romano, el cual era realizado a través de “Glosas” o anotaciones que le hacían a los textos legales), posglosadores o conciliadores (estos realizaban un análisis más práctico de los textos romanos), dedicaron su estudio al derecho positivo a través de la interpretación de los textos legales, de sus preceptos jurídicos, pero no con un orden o una estructura sistematizada. Entre los representantes de esta corriente tenemos a Bartolo de Sassoferrato, Alberto de Gandino, Farinacio, entre otros.

La Metodología de la Escuela Clásica:

EL MÉTODO RACIONALISTA DEDUCTIVO, LÓGICO-ABSTRACTO Y SILOGÍSTICO

Esta corriente a decir de Mir Puig, orienta su atención hacia el derecho natural, un “derecho ideal racional”, el derecho natural orientado por la razón y el libre albedrío. En ella se construyen conceptos jurídicos de orden penal que no derivan precisamente del ordenamiento jurídico, estos conceptos tienen su origen en la razón del individuo y se deduce de lo que para ellos se considera como verdad, producto de esa razón, es decir, el ius puniendi o carácter sancionador del Estado se funda en el libre albedrío, pues entiende que el hombre es un ser inteligente y libre por la gracia de Dios, que puede elegir entre lo que está bien y lo que está mal, aplicando así las penas sólo a los sujetos moralmente responsables, excluyendo de estos a los locos y a los niños. Aplica el método deductivo partiendo de lo general que en este caso es la norma penal a lo particular que será el individuo a quien se le deba aplicar la pena, se parte de principios generales para llegar a situaciones particulares. Entre los principales representantes de esta corriente figuran Cesare Beccaria, Jeremy Bentham, Francisco Carrara, Pellergino Rossi, entre otros.

La Metodología de la Escuela Positiva:

EL MÉTODO EXPERIMENTAL

Esta corriente observa el crimen como un fenómeno social de las masas, no como un hecho individual, y que se encuentra determinado de alguna manera por distintos factores como el biológico, físico, social entre otros, que varía en el tiempo y en el espacio. Entonces el objeto de la ciencia penal para estos estudiosos es la realidad empírica, la cual involucra un proceso de observación, análisis y comparación de la realidad, esto de un modo similar como lo realizan las ciencias naturales, a través del levantamiento de datos estadísticos que reflejen información del crimen sujeto a estudio, pero se le critica a esta escuela que no siempre los datos recabados reflejaran la realidad.
El autor Mir Puig en su obra Introducción a las Bases del Derecho Penal (2003), con relación a esta corriente y su objeto de estudio, expresa “el delito, objeto de la ciencia penal, dejó de ser considerado como ente jurídico ideal, para ser examinado como fenómeno empírico ubicado en lo real material”, afirmando entonces que el método utilizado por esta escuela se basa en la observación de los hechos en la realidad. Entre los principales representantes de esta corriente figuran Cesar Lombroso, Enrique Ferri y Rafael Garófalo.
Luego de las imprecisiones y vacíos que pudieron dejar las anteriores corrientes, surge la necesidad de profundizar en el estudio del derecho penal objetivo, precisando el método adecuado para ello y delimitando el objeto, es así como surge la dogmática jurídico-penal.

La Metodología del Derecho Positivo vigente:

EL MÉTODO TÉCNICO-JURÍDICO

Este método tiene al derecho positivo como el objeto de la ciencia penal. El método técnico-jurídico se encuentra inserto en lo que se conoce como dogmática jurídico penal, esta disciplina estudia el contenido de un sistema normativo de forma organizada, si se quiere siguiendo una serie de procesos, atendiendo a los principios doctrinales del derecho penal.
Este método se inspira en las construcciones lógico-formales de las anteriores corrientes, pero fue Rocco quien estableció un punto de partida a través de tres momentos importante para la elaboración jurídico-penal, siendo las siguientes: como primer momento establece la exégesis o interpretación, en esta actividad se pone en manos de los operadores del derecho, el conocimiento científico del mismo, se debe analizar el contenido de las normas, su sentido y alcance.
Como segundo momento establece la dogmática, término que posteriormente fue considerado desacertado por cuanto este es el método, denominándose entonces a esta fase como la sistemática (Mir Puig: 2003).
En la fase sistemática se aplica el método inductivo sobre los preceptos de la norma en su conjunto. En otras palabras, luego de superada la primera fase del conocimiento de las normas se deberá hacer un proceso de unificación de las características que le son comunes para obtener de ellos un principio unitario de donde surgirán de seguida las instituciones, las cuales en un tercer momento o fase denominado crítica, permitirán construir un sistema estructurado, jerarquizado, que formara principios que constituirán la base o fundamento del ordenamiento jurídico, sin excesos formalistas, utilizando un lenguaje amigable que permita su fácil estudio y aplicación. (Arteaga Sánchez: 2012).

FUENTES DEL DERECHO PENAL

Entendiendo como fuente el lugar de donde emana, surge o tiene su origen algo, pero cuando hablamos de fuente de derecho penal, nos estamos refiriendo al origen que tiene en este caso la norma penal. En principio las normas surgen de la necesidad de los seres humanos por tener un orden social, seguridad jurídica, protección de bienes, entre otros factores.
En materia penal las fuentes de este derecho están limitadas a la ley y la reserva legal, como sucede en nuestro ordenamiento jurídico, en donde nos rige el principio de legalidad (ampliamente desarrollado en los temas anteriores de la cátedra) que establece como una máxima “Nullum crimen, nulla poena sine lege”, principio que es recogido por nuestra Carta Magna en su artículo 49 como una garantía constitucional de que ninguna persona podrá ser castigada por un hecho que no se encuentre expresamente previsto como delito o falta en el contenido una norma. Así como el principio de reserva lega, por el que se faculta sólo al legislador para creación de normas de carácter penal.

LA LEY COMO FUENTE DEL DERECHO PENAL: La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), define en su artículo 202 a la ley de la siguiente manera “La ley es el acto sancionado por la Asamblea Nacional como cuerpo legislador. Las leyes que reúnan sistemáticamente las normas relativas a determinada materia se podrán denominar códigos”. Entonces de acuerdo con la distribución de los poderes público se observa que es competencia del Poder Público Nacional, la legislación penal y corresponderá a la Asamblea Nacional la actividad legislativa de esta materia, siendo esta la regla, pero cabe destacar que existe en nuestra Constitución una excepción a esa regla que permite la producción de normas jurídicas de carácter penal a través de una habilitación presidencial, que faculta al Presidente de la República para dictar decretos-leyes incluso de carácter penal. (Arteaga Sánchez: 2012).

LA COSTUMBRE: antes de definirla propiamente, es importante advertir que en el Derecho Penal predomina el sistema de legalidad, en ese aspecto, consiste en la reiterada realización de un acto o conducta desplegada por la sociedad que deriva en su imposición formal. Tenemos tres tipos:

• COSTUMBRE SECUNDUM LEGEM: aquella costumbre a la que la ley hace referencia.
• COSTUMBRE CONTRA LEGEM: la que introduce una norma nueva con función derogatoria y la que impone su aplicación.
• COSTUMBRE PRAETER LEGEM: la que regula situaciones no contempladas en la ley

LA ANALOGÍA: se refiere a los supuestos donde encontramos vacios de ley referidos a un asunto particular y en función a ello, se debe recurrir a una norma que tenga previsto un caso similar jurídicamente. Así tenemos, la analogía malam partem por ser en perjuicio del reo y la in bonam parte que es a favor del reo.
LOS PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO se puede decir que funge una labor orientadora para el legislador, pues resulta de gran utilidad en cuanto a la interpretación o aplicación de leyes en casos particulares; este conjunto de doctrinas facilitan elementos relativos al derecho positivo, así como también históricos, sociales y éticos. En un sentido más amplio, estos cumplen con las funciones: creativa, interpretativa, e integradora.

LA EQUIDAD: es el armónico equilibrio que debe existir en la aplicación de la ley y su estrecha relación con la situación particular, es decir, que la norma legal aplicable debe estar ajustada a los hechos atendiendo los principios éticos de esta fuente, aunque, si bien no es propiamente considerada una fuente del Derecho, encontramos en nuestro Código penal los artículos 422 ultimo aparte y 446 primer aparte que hacen referencia a la equidad, por tanto, es importante que de ser necesario el administrador de justicia se remita a los criterios aquí estipulados.
LA JURISPRUDENCIA: es aquella fuente de interpretación de nuestro Derecho Penal, enunciada por los Tribunales de forma reiterada, que resuelve el criterio sobre lo tipificado en la ley en algún punto concreto sometidos a su competencia.

LA DOCTRINA: es la representación literal sobre el Derecho en este caso Penal, contenidas en los libros, revistas, trabajos de investigación… que sostienen las opiniones, estudios y amplios criterios de los grandes juristas, que aportan una óptica de conocimientos consuetudinaria para el legislador, esos que a su vez funcionan como base para la formación y posterior creación de leyes, así como para discernir la interpretación de determinada norma legal.

LEY PENAL EN EL TIEMPO

Se aplica a todos los delitos ejecutados desde la fecha en que entran en vigor y no a los realizados con anterioridad, por lo que por lo general se aplica sólo a los casos presentes y por venir hasta que pierda su vigencia.

LA IRRETROACTIVIDAD DE LA LEY, COMO PRINCIPIO BÁSICO

Desde los canonistas antiguos, se consideraban que para que una ley fuese retroactiva, debía tener unas razones muy especiales que ameritan tal efecto extraordinario. Los estudiosos del derecho canónico, estimaban la irretroactividad como derecho divino, al paso que la retroactividad era de derecho humano. La irretroactividad nace en el derecho romano y se extiende luego por el mundo, convirtiéndose en un principio de la aplicación de la ley aceptado universalmente, es decir, válido en todos los tiempos y en todos los lugares.

TIEMPO DE LA PERPETRACIÓN DEL DELITO

En razón de la variación de la valoración social de los hechos que se producen frecuentemente en cuanto a cambios legislativos se deben analizar las repercusiones que tienen esas alternativas en el ámbito penal. Las leyes tienen vigencia hasta que sean derogadas, lo que tiene especial importancia en la materia que nos ocupa pues no es admisible usar el desuso. En principio como en toda rama del derecho, rige la regla de la ley vigente al momento de ocurrir el hecho es la que se aplica para resolver.
Ocurre en la práctica que entre el momento en que se comete el hecho y el momento en el cual este es sentenciado, transcurre un lapso más o menos prolongado, durante el cual las leyes aplicables al caso pueden sufrir modificaciones. En cuanto a ellas rige en derecho penal, el principio de legalidad, en virtud del cual ninguna conducta es punible si previamente una ley no la define como delito y la sujeta a una pena., por ende jamás una ley penal puede aplicarse de forma retroactiva. Existen delitos que por sus exigencias no se agotan y se consumen en un solo acto o momento temporal preciso. O determinados tipos de delitos, bajo las condiciones que se los cometen, puede considerarse que hay una persistencia o continuidad delictiva.

LEY PENAL EN EL ESPACIO

PRINCIPIO DE LA TERRITORIALIDAD: La ley penal como expresión de la voluntad soberana de un Estado es esencialmente territorial, es decir, rige solamente para los delitos cometidos en el territorio del Estado que la dicta. Sólo es el Estado el que dicta y aplica las leyes en virtud del principio de soberanía. En consecuencia, la ley penal sólo puede regir en el Estado en que se dictó.

EXTRATERRITORIALIDAD: Se entiende por extraterritorialidad la posibilidad del Estado de dar vigor a sus leyes penales, en casos singulares, cometidos fuera de su territorio, tanto por sus nacionales como por extranjeros. Su fundamento,
al igual que el de la extradición, es evitar la impunidad de los delitos cualquiera sea el lugar donde se hayan cometido.

LUGAR DE APLICACIÓN DE LA LEY: Para la aplicación de la ley resulta fundamental entonces, determinar el lugar de comisión del delito. Cuando el hecho es cometido íntegramente dentro del territorio del país no hay problema para determinar la ley aplicable. Sin embargo, hay casos en que el hecho delictuoso es realizado parcialmente dentro del territorio y parte fuera de él o en que intervienen partícipes que operan desde el extranjero. Especial dificultad presentan los llamados delitos a distancia. Para analizar la situación es necesario distinguir entre delitos cometidos en el país y los cometidos fuera de él. El concepto de territorio es jurídico y no físico, y abarca todo el espacio de tierra, mar o aire sujeto a la soberanía chilena, por consiguiente se incluyen en él.

DELITOS COMETIDOS EN EL EXTRANJERO: hay casos en que el ordenamiento jurídico de un Estado se ve turbado por hechos cometidos fuera de su territorio lo que da lugar a que ley penal pueda ser aplicada extra territorialmente. Ello no significa que la ley sea aplicada por un Estado diferente del que la dictó, sino que el Estado que la promulgó la hace cumplir en su territorio respecto a hechos acaecidos fuera de él. Por eso se habla de validez de la ley penal en el espacio y no en cuanto al territorio.

EXTRADICCIÓN

La Extradición en Venezuela es de carácter judicial, por las siguientes razones, pues son los Órganos Jurisdiccionales los que deciden la procedencia de las solicitudes, lo que no excluye la participación de otros órganos en el Procedimiento (Ejecutivo Nacional, a través de los Ministerios del Poder Popular para Relaciones Exteriores y para las Relaciones Interiores y Justicia; así como la importante participación del Ministerio Público). Asimismo, el Tribunal Supremo de Justicia, es el órgano llamado a pronunciarse sobre la procedencia o no de las solicitudes de Extradición, tanto si son activas como si son pasivas (artículos 392 y 399 del Código Orgánico Procesal Penal), lo cual corresponde al conocimiento de la Sala de Casación Penal del Máximo Tribunal de la República, según lo dispuesto en el numeral 38 del artículo 5 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

EL DELITO

El Código Penal Venezolano no establece en forma expresa una definición legal de delito, pero el Dr. Hernando Grisanti Aveledo recurre al artículo 1 del Código Penal Venezolano, que prevé el principio de legalidad y también al artículo 61, que constituye la norma rectora de la responsabilidad penal en nuestro Código Penal Venezolano. Y partiendo de éstas, define al delito como: “Las acciones u omisiones previstas por la ley y castigados por ella con una pena”. Hechos que se pueden dar por acción (homicidio intencional) u omisión (cuando no quiero lesionar pero sucede)

El SISTEMA ANALITICO
Se trata del sistema mediante el cual se toma el delito como un todo integral y se divide, a los fines de su estudio, en sus diversos elementos integrativos, los cuales son:

1- LA ACCION.
2- LA TIPICIDAD.
3- LA ANTIJURICIDAD.
4- LA IMPUTAMUDAD.
5- LA CULPABILIDAD,
6- LAS CONDICIONES OBJETIVAS DE PUNIBILIDAD.
7- LA PENA.

ELEMENTOS NEGATIVOS DEL DELITO

Si hay ausencia de uno de los elementos que se mencionaran a continuación, hay delito pero no responsabilidad penal:

AUSENCIA DE LA ACCIÓN
AUSENCIA DE TIPICIDAD (ATIPICIDAD)
AUSENCIA DE ANTIJURICIDAD
CAUSAS DE JUSTIFICACION
AUSENCIA DE CULPABILIDAD
AUSENCIA DE CONDICIONES OBJETIVAS DE PUNIBILIDAD
AUSENCIA DE PENALIDAD.

CONCLUSIÓN

Del estudio brevemente realizado a estos conceptos básicos que determinan la función del Derecho Penal desprende la importancia de que exista una ciencia que se encargue del control social en cuanto al comportamiento del conglomerado, porque su disertación, aplicación y cumplimiento es lo que nos acerca y direcciona hacia una sociedad armoniosa y respetuosa de las buenas costumbres. Ahora bien, con este análisis aprendimos algunos de los métodos que a lo largo de la historia han sido aplicados por las principales corrientes de nuestro Derecho Penal como lo son: El Método Exegético, El Método Racionalista Deductivo, Lógico-Abstracto y Silogístico El Método Experimental y El Método Técnico-Jurídico. Cumulo de métodos que representan el sentido sistemático de un procedimiento a seguir con el objetivo de obtener un resultado.
Seguidamente, revisamos las fuentes del Derecho penal, que no son más que aquellas de donde proviene el conocimiento y trascendencia de la perspectiva punitiva del Estado y la Sociedad. Donde encontramos inicialmente la Ley, la Costumbre, la analogía, la Doctrina, la Equidad, los principios generales del Derecho, la Jurisprudencia; todas estas fuentes que facilitan la interpretación de las normas de rango legal existentes.

Por último, pero no menos importante, nos instruimos en las concepciones relativas a la Ley Penal en el tiempo, siendo esta la aplicable a todos los delitos consumados desde la fecha en que su tipicidad entra en vigor y no a los ilícitos ejecutados antiguamente, asimismo, la irretroactividad de la ley, como principio básico, La irretroactividad surgió en el derecho romano y se esparció por el mundo, convirtiéndose en un principio válido en todos los tiempos y en todos los lugares. Sumariamente también abarcamos los conceptos sobre el tiempo de la perpetración del delito, Ley Penal en el espacio, La extradición y el delito que consiste en “Las acciones u omisiones previstas por la ley y castigados por ella con una pena”.

Referencias Bibliográficas:

Mir Puig, S. (2003). Introducción a las Bases del Derecho Penal.
Arteaga Sánchez, A. (2012). Derecho Penal Venezolano

Sobre el autor

Sección 1A Equipo #1. administrator

Ex-asesor Jurídico del Magistrado Presidente del Circuito Judicial Penal Militar. Corte Marcial, Caracas. Abogado Mención Magna Cum Laude. Especialista en Ciencias Penales y Criminológicas. Especialista en Ejercicio de la Función Fiscal Mención Honorífica Suma Cum Laude. Egresado del Programa de Formación Para el Ingreso a la carrera Fiscal ( Escuela Nacional de Fiscales del MP). Investigador y Conferencista. Litigante. Consultor Penal. Docente pre y postgrado. Telfs.: +58 (0412)973.30.05/(0414)320.11.86 roger@actualidadpenal.net

Deja un comentario

Derecho Adjetivo y Sustantivo Penal

Veamos que tan altos son tus conocimientos 

Ir a la barra de herramientas