2.- Concepto y Características.

CONCEPTO DE DELITO: El delito ha sido descrito por los órganos del Poder Judicial como un “acto humano, antijurídico, típico, punible y culpable”; y por la doctrina como “la acción u omisión, antijurídica, típica, culpable y punible”. Por lo tanto, el delito puede definirse como una conducta, típica, antijurídica, culpable y punible.

CARACTERISTICAS DEL DELITO: Las características que integran el concepto de delito son: • conducta • tipicidad • antijuridicidad • culpabilidad • punibilidad. El elemento genérico (el acto) es el soporte del delito, es la base sobre lo que se construye todo el concepto del delito. Los elementos específicos del delito permite diferenciarlos, delito por delito, aunque son inconstantes. La imputabilidad es la base psicológica de la culpabilidad. El elemento circunstancial es la penalidad que es el resultado del acto jurídico. No cambia la naturaleza del delito, pero influye en la sanción. “Para apreciar la gravedad del hecho se tendrá en cuenta: la naturaleza de la acción, los medios empleados, la extensión del daño causado y del peligro corrido.” (CP, 38, inciso 2). La causa de la pena es el delito cometido. La esencia es la privación de un bien jurídico. El fin es evitar el delito a través de la prevención general o especial. Hay discusión en la doctrina acerca de si la penalidad es elemento del delito o solamente su consecuencia.
Si falta cualquiera de los elementos positivos, el delito desaparece. Si existe cualquiera de los elementos negativos, el delito, también, desaparece.
Los delitos son comportamientos contrarios a la ley que merecen un castigo o pena. Así, se caracterizan principalmente por ser: • Culpables y contrarios al derecho • Acciones antijurídicas y tipificadas en la ley • Sancionados penalmente. Cuando la conducta o infracción no es lo suficientemente grave como para ser un delito, se denomina delito leve (antes de la reforma del Código Penal en 2015 se denominaban faltas y estaban tipificadas de forma separada en la ley).

TEORÍA DEL DELITO: El Doctor García Jiménez la describe como “un conjunto de conceptos que se desarrollan en torno a la naturaleza, conformación, existencia, inexistencia o formas de aparición del delito, como realidad jurídica y social”; en tanto que el Doctor Jiménez Martínez afirma que “es la parte general del derecho penal que se compone por un conjunto de estructuras que estudian el origen y la evolución de las tendencias dogmáticas, estudia los elementos que integran o desintegran el delito”. La Teoría del Delito es la parte de la Ciencia del Derecho Penal, que trata de identificar, delimitar y explicar la estructura del delito y los fenómenos jurídicos relacionados con el mismo, en forma metódica y sistemática. La Teoría del Delito es una institución sustantiva, propia del Derecho Penal, que tiene como finalidad determinar los elementos y naturaleza del fenómeno jurídico denominado “Delito”. La Teoría del Delito formula y da respuesta a una serie de preguntas, entre ellas: ¿Cuándo existe una “conducta”?, ¿Cómo se manifiesta la conducta?, ¿Cuándo una conducta es típica?, ¿Cuándo una conducta típica es antijurídica?, ¿Cuándo una conducta, típica y antijurídica, es culpable?, ¿Cuándo una conducta, típica, antijurídica y culpable, es punible? En el desarrollo de la Teoría del Delito han contribuido autores de diversas nacionalidades y escuelas Penales tales como: Emmanuelle Kant, César Bonessana, entre otros.

Ir a la barra de herramientas