5.- Instigador.

La última figura a la cual alude el artículo 83 CP es a la del instigador, mediante la siguiente frase: “En la misma pena incurre el que ha determinado a otro a cometer el hecho”. Esta figura es denominada por Mendoza Troconis y Grisanti Aveledo, “autor intelectual”. Chiossone los llama “autores psicológicos”. Colmenares también lo considera una forma de autoría.

Partiendo de la definición de autor como el sujeto a quien se le puede imputar el hecho como propio, o como aquella persona que tiene el dominio del hecho, no puede concluirse otra cosa que catalogar al instigador como un partícipe, en modo alguno como autor. En efecto, la realización del hecho punible en absoluto depende del instigador, quien sólo hace nacer en otra persona la voluntad criminal. Así, piénsese en el caso del sujeto que paga una cantidad de dinero para que alguien dé muerte a un tercero, acción que el sicario no lleva a cabo huyendo con el monto pagado. En este caso se evidencia que la realización del tipo penal no depende de quién pagó el dinero para hacer nacer la resolución criminal (instigador), sino de la persona inducida, de allí que aquél sólo pueda ser un partícipe.

Ir a la barra de herramientas