2.- EL Tipo de Injusto: Elementos Objetivos/Subjetivos.

Según la sistemática que seguimos, para determinar si un comportamiento debe ser calificado como delito y su autor es por ello acreedor de una pena, primero debemos comprobar si el hecho realizado por el sujeto es contrario a Derecho (quiere ser evitado por el legislador con carácter general), es decir, es antijurídico penal, o realiza el tipo de injusto. Sólo después, en caso de obtener una respuesta positiva a esta primera pregunta, examinaremos si el hecho injusto puede serle reprochado a su autor (culpabilidad).
Empezamos por ese primer nivel de valoración sobre el hecho, que llamamos tipo del injusto. Si el Derecho penal se concibe como el instrumento último de control social, que tiene una función preventiva (intenta motivar a los ciudadanos para que se abstengan de realizar los comportamientos que lesionan o ponen en peligro los bienes jurídicos seleccionados), diremos:
1º. El tipo penal es el instrumento externo a través del cual el legislador indica qué conductas quiere evitar por ser lesivas o peligrosas para los bienes jurídicos.
2º. El tipo penal contiene una valoración: el legislador no se limita a prohibir un comportamiento, sino que lo prohíbe porque lo estima disvalioso para la convivencia social y, en consecuencia, no quiere que se realice.
3º. De ello se desprende que el tipo penal estará integrado por todos aquellos elementos que describen y delimitan la materia de prohibición. Y para determinar lo que está prohibido hay que poner en contacto el «tipo en sentido estricto», o «tipo legal positivo» (matar, lesionar, hurtar, estafar,) con las causas de justificación (legítima defensa, cumplimiento de un deber,). Pues, hurtar o matar, sin más, no está prohibido, sino que lo está cuando no concurre una causa de justificación, como la legítima defensa, o el estado de necesidad. En consecuencia, el tipo del injusto se integra:
Por el tipo positivo (parte positiva del tipo o tipo en sentido estricto). Las características positivas del tipo las hallamos en las descripciones de la Parte Especial del CP.
Por el tipo negativo (parte negativa del tipo o ausencia de causas de justificación)
4º. Si la consumación del delito se caracteriza por la realización plena de lo prohibido, entonces el delito puede no consumarse, bien porque no se realice íntegramente la parte positiva (disparar y errar el tiro), bien porque concurre una causa de justificación (legítima defensa).
5º. Pero, además, si los tipos describen los comportamientos prohibidos, los que quieren evitarse, sólo los comportamientos que «ex ante» son evitables estarán incluidos en el tipo.
Y sólo son evitables los comportamientos dolosos y los imprudentes (la producción fortuita de un resultado no puede pretender evitarse, no puede ser controlada por la voluntad del hombre). Necesariamente, pues, el delito doloso y el imprudente se distinguen ya en el tipo del injusto. El dolo y la imprudencia no son formas de culpabilidad sino elementos subjetivos del tipo. Si un hecho está castigado sólo en su forma intencional, entonces, lo que está prohibido no es causar el resultado, sin más, sino causarlo precisamente con la intención de hacerlo. En el delito imprudente tampoco lo prohibido es la mera causación de un resultado, sino la causación de dicho resultado a consecuencia de una conducta voluntaria, evitable, que infringe el deber de diligencia debida.
Resumiendo:
El tipo del injusto está integrado por todos los elementos, positivos y negativos, objetivos y subjetivos, que permiten la perfecta identificación de la materia prohibida.
1. Elementos objetivos
1. Bien jurídico. Es el presupuesto del tipo, lo que le da sentido y sirve de fundamento Es el valor que la ley quiere proteger frente a acciones que puedan dañarlo.
2. Objeto de la acción. Es aquella cosa del mundo exterior sobre la que recae directamente la conducta típica
2. Elementos subjetivos
Aquí se trata de establecer el grado de vinculación psicológica entre el sujeto y su hecho: examinamos si el hecho típico puede serle imputado al sujeto a título de dolo o, al menos, a título de imprudencia.
Se dice que el comportamiento es doloso cuando el sujeto conoce y quiere los elementos del tipo objetivo. Representándose mentalmente todo esto, lo asume, quiere ese resultado o lo acepta. El resultado lesivo puede, sin embargo, no haber sido querido, y ni siquiera aceptado por el sujeto, sino ser consecuencia de una conducta poco cuidadosa o negligente. Entonces el tipo subjetivo se realizará a título de imprudencia.
TIPO NEGATIVO. Sistemáticamente, también, aquí debe analizarse si concurre o no alguna causa de justificación -elementos negativos del tipo-, en la medida en que es «lo que no debe concurrir para realizarse el tipo penal». Así, por ejemplo, el tipo del injusto del homicidio se realizará siempre que concurran todos los elementos positivos (objetivos y subjetivos), en tanto que no concurra una causa de justificación. Si concurre una causa de justificación no podemos seguir avanzando en la «escalera» para ver si el autor de un hecho es acreedor de una pena. Se excluye el tipo. No se realiza el tipo del injusto. No se ha realizado el hecho que el legislador quería evitar. Ni siquiera entraremos en el análisis del escalón de la culpabilidad.

Ir a la barra de herramientas